¿QUE PUEDES HACER TU POR TU PAIS?
2427
post-template-default,single,single-post,postid-2427,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-1.0.6,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,columns-3,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

¿QUE PUEDES HACER TU POR TU PAIS?

Los vientos de la recesión y oscuros augurios vuelven a agitar nuestras esperanzas de un futuro mejor, en el que la actividad económica nos permita soñar con avances en los distintos campos que atañen nuestra existencia y la de nuestros descendentes.

De aquí me viene a la memoria la famosa frase de John F. Kennedy “No preguntes que puede tu país hacer por ti, sino que puedes hacer tu por tu país”

 

Frase que a mi modesto entender se nutre del estoicismo, corriente filosófica basada en realizar aquellas actuaciones a tu alcance que sean beneficiosas para el conjunto de la sociedad y dejar de lado aquello que se escape de tus capacidades o posibilidades.

 

Las crisis que periódicamente ataca nuestro sosiego no es algo que podamos resolver de manera individual, pero si podemos con nuestro humilde granito de arena aportar ilusión y esperanza a nuestro entorno.

 

Cuando la adversidad nos ataca tenemos dos posibilidades, quejarnos amargamente de nuestra mala suerte, que para el estoicismo no existe, o recordar las palabras de Albert Einstein, cuya opinión era que la crisis es la gran oportunidad de comenzar una nueva aventura.

 

Es por tanto en nuestro interior donde se desarrolla la tormenta de por un lado la preocupación por la adversidad y por otro la ilusión de comenzar una nueva aventura, de resultado incierto, pero apasionante.

 

En el ámbito profesional de las instalaciones energéticas los constantes cambios, tanto legales como técnicos obligan a un continuo reciclaje y lo que para algunos puede ser agotador, otros lo ven con entusiasmo, pues el progreso, la innovación y el afán por descubrir nuevos horizontes son los que conforman nuestro ADN, y esa actitud es la que permite diferenciar a individuos de la misma especie.

 

Y esto es lo que cada uno puede hacer por su país y con ello por sí mismo, olvidar los problemas que no puede resolver (Brexit, nuevas elecciones, terrorismo, etc.) y volcarse con ilusión y entusiasmo en esas “pequeñas acciones” en las que es protagonista y facilitan su existencia.

 

José Mª de la Fuente

Auditor Energético.

No Comments

Post A Comment

0
×